Extracción y almacenamiento

Extracción, almacenamiento y conservación de la leche materna

Existen varios motivos por los cuales debe aconsejarse la extracción de leche de forma artificial:

  • Estimular producción de leche
  • Aliviar la ingurgitación mamaria
  • Alimentar al bebe mientras aprende a succionar (pezón invertido)
  • Si el bebé debe estar alejado de su madre por ser prematuro o estar enfermo
  • Si no es posible dar el pecho en alguna toma
  • Para dejar leche si la madre ha de incorporarse al trabajo.

La leche materna puede extraerse de dos formas:

  • Bombas extractoras mecánicas (sacaleches)
  • Forma manual

Antes de realizar la extracción se debe preparar primero al pecho para provocar el reflejo de subida o de eyección láctea. Es útil seguir los siguientes pasos:

El reflejo de subida de leche puede verse favorecido por otras circunstancias:

  • Ambiente tranquilo
  • Tener algo cercano que recuerde al bebe
  • Tener cerca a el bebé

No es necesario lavar el pecho cada vez que se vaya a extraer la leche, suficiente con la ducha habitual. Muy importante es lavarse las manos antes.

Extracción manual (Técnica de Marmet):

Aconsejable solo cuando se necesite sacar leche de vez en cuando o para aliviar la congestión mamaria.  Es muy laborioso pero a muchas madres les resulta agradable y natural.

Evitar estiramientos y maniobras de presión excesiva en el pecho o pezón:

Extracción con sacaleches:

El aparato simula el movimiento que hace el bebé al succionar el pezón. Si solo necesitas extraer leche de vez en cuando es útil uno manual. Si se tiene que utilizar más a menudo es preferible uno eléctrico.

Los sacaleches tipo “pera” no son recomendables.

Se aconseja que sea bifásico.

Almacenamiento y conservación:

Se almacena en botes de cristal,  plástico duro o bolsas especiales identificados con fecha y hora de extracción.

Extremar las medidas higiénicas.

Para descongelar, lo más práctico es sacar la leche del congelador y pasarlo a la nevera. Si se tiene que descongelar de forma inmediata se puede colocar el recipiente bajo un grifo de agua caliente o al baño maría.

Una vez descongelada hay que agitar el recipiente para mezclarla y devolverle su apariencia original.

Debe refrigerarse y consumirse en las 24h siguientes. Desechar la sobrante.

Se transporta en una nevera portátil.

Puede oler a rancio, eso es por una sustancia que contiene la leche y actúa sobre las grasas (para evitarlo se puede calentar la leche sin que llegue a hervir antes de congelarla)

Guía para conservar la leche materna ( bebés sanos y a término)
Toda leche debe ser fechada antes de almacenarse

 

 Congelador

Superior a-19ºC

(congelador comercial. arcón)

Congelador

Inferior a-19ºC

(Tipo combi, dentro de la nevera pero con puerta separada)

Congelador

Dentro de la misma nevera

 Calostro

 

Leche recién Extraída

Superior a 6 meses

Entre 3 – 4 meses

 15 días

Leche congelada

No volver a congelar

No volver congelar

No volver a congelar 

Temperatura

Ambiente  15ºC

Temperatura

Ambiente

19-22ºC

Temperatura

Ambiente

Superior a 25ºC

Temperatura

Ambiente

27-32ºC

 Calostro

Entre 12-24h

Leche recién extraída

24h

10h a 12h

4 a 8h

Leche congelada

1h

1h

1h